Ir al contenido principal

Reseñas: Los Chicos del Calendario 3: Mayo, Junio y Julio. Candela Ríos

Los chicos del calendario 3
Candela ha aprendido muchas cosas de los chicos de febrero, marzo y abril y empieza a sentirse más segura de sí misma, pero ¿qué le deparará el trimestre siguiente? En mayo, conocerá a Javier de Madrid. Un veterinario que se ha presentado él mismo como candidato a chico del calendario. Su objetivo: recaudar dinero y conseguir publicidad para un centro de animales maltratados. Pero, ¿realmente estará a la altura del título de “hombre que vale la pena”? Candela descubrirá con él que, aunque te hayan hecho daño una vez, no hay que cerrar nunca el corazón al amor. En junio Candela visitará Segovia y conocerá a Alberto, un obrero de la construcción que está reformando un geriátrico y a quien los abuelos presentan como candidato perfecto. Su ex, sin embargo, no piensa lo mismo… pero, ¿y Candela? ¿Logrará ella empatizar con temas como la infidelidad y la culpa? Julio es mes de sol y playa, del calor de una isla como Palma de Mallorca. Este mes Candela conocerá a John, un español de madre inglesa, contable y loco por el surf. John quiere demostrarle a Candela que vivir “de las apariencias” es suficiente y que si ella sabe aprovechar el momento también podrá hacerlo. Mientras tanto, Candela se debatirá entre el amor de Víctor y lo que siente por Salvador. ¿Logrará poner en orden sus sentimientos?
Aquí llega la tercera entrega de Los chicos del calendario, y la verdad que sigue sin perder gancho. En esta ocasión conoceremos a los chicos de Mayo, Junio y Julio. Y veremos los problemas que le trae a Candela el proyecto de Los chicos del calendario. Porque resulta que esto tiene que salvar la revista y ser el sustento fundamental de los Barver...O eso insinúa Barver padre al decirle a Candela que con la columna y los vídeos mensuales no es suficiente, que también quiere un libro.
Y la pobre Candela le dice que estaba escribiendo un diario y sale del paso como puede. Pero Barver padre no se quedará contento y seguirá metiendo las narices donde no le llaman.

Y si Barver padre toca las narices, Barver hijo sigue con los misterios y con el no contar nada: que si ahora te quiero, que si ahora ya no...Un lujo, vaya. Candela liadísima, porque Víctor es un cielo y quiere estar con él, pero claro, la cabra tira al monte. Y la cabra es Candela y el monte es Salvador, por supuesto.

El chico de Mayo es un veterinario guapísimo que, harto de ver las salvajadas que les hacen a los pobres animales, se presenta a Los chicos del calendario para donar el premio a una protectora de animales. Pero veremos que también tiene su propia historia.
El chico de Junio no sabe si lo de "chico" va con él, y es que tiene ya 40 años y una hija. Una hija que no quiere ni verlo, porque su padre en el pasado cometió algunos errores que tienen sus consecuencias. El chico de Junio trabaja de "manitas" en una residencia de mayores, y Candela tendrá la suerte de hacer algunas reparaciones con él y conocer a "Las chicas de Oro" muy de cerca.
En cuanto al chico de Julio...es surfista y vive de su imagen. Candela no está muy contenta con haberse visto obligada a escogerlo. Y parece que sus seguidores tampoco...

Desde luego no da tiempo a aburrirse, la pobre Candela no para: Barver padre, Salvador, Víctor, las historias de Los chicos del calendario y sus problemas, Abril que también tiene cosas que contar, Rubén...


Comentarios