Ir al contenido principal

Rojo y Oro, Iria G.Parente y Selene M.Pascual

Rojo y Oro

Escuchad mortales,
la historia de un dios que no quería vivir,
de una amazona obligada a matar
y de su libertad para siempre robada.
Aguardad y temed el despertar del caos:
cuando Eris abra los ojos, 
la venganza al fin llegará.

Orión está cansado de ser el esclavo de Hera desde que su madre, la diosa del Caos, fue condenada por su ambición. Hera le ha tratado siempre más como un criado que como el dios que es. Y quiere que eso acabe.
Asteria está cansada de luchar. Desde que el pueblo de las amazonas fue arrasado hace años, ella y sus hermanas viven esclavizadas y obligadas a servir al Emperador de Élada como gladiadoras. Y quiere que eso acabe.
El mundo de Orión es dorado como solo puede serlo la grandeza de los dioses: el mundo de Asteria es rojo como solo puede serlo la sangre que derrama cada día.
Ambos buscan venganza hacia quienes los encadenaron en esos mundos.
Ambos buscan libertad, y harán lo que sea necesario para conseguirla.
Eris, diosa del caos, ansiaba poder.  Sedujo a Zeus para intentar conseguirlo, pero éste nunca pensó en darle nada. Se fijó Eris entonces en el inframundo, cortó la cabeza de Perséfone, escondió su cuerpo y se transformó en ella para engañar a Hades. Más el rey del inframundo notó el cambio al primer beso. Descubierta la identidad de Eris el castigo fue inminente; Los Doce la convirtieron en estatua y construyeron a su alrededor un laberinto, allí la dejaron custodiada por sus vástagos.
Más de todos los hijos de Eris, uno era demasiado pequeño: Orión, dios de la Vida.
Fue entregado a Hera, aún sabiendo que ésta odiaba a Eris los Doce lo permitieron.

Asteria es una amazona, y le encantaba su vida. Hasta que al emperador se le ocurrió la maravillosa idea de secuestrarla a ella y a sus hermanas para usarlas como gladiadoras.

Si algo sabemos los lectores de Iria y Selene es que se les da bien hacernos sufrir, muy bien. Pero esta vez se han superado.
Por lo general me cuesta bastante empatizar con los personajes, pero en este caso no ha sido así para nada. He sufrido cada capítulo con Asteria y Orión. Y es que no veas, no les da tiempo a recuperarse de un golpe que ya les cae otro.

Ilustraciones de Mar del Valle


He hecho fotos de algunas de las maravillosas ilustraciones de Mar del valle, para que veáis lo bonitas que son. Es una pasada.

La mitología es completamente inventada, pero he de decir que lo han hecho de una forma maravillosa. Sobretodo me ha encantado lo bien representado que está Zeus, cada dios tiene su personalidad y están muy bien delimitadas. Voy a hablaros de algunos.

Eris es todo belleza y locura, así, a la par. Diría equilibradamente, pero equilibrio y Eris en la misma frase cómo que no. A lo largo del libro vemos lo loca que está y lo capaz que es de hacer lo que sea por conseguir poder.
Zeus es todo un casanova. Durante toda su vida se ha dedicado a ir de cama en cama y pasar "olímpicamente" de su esposa y de todo lo que pase en el Mundo superior.

Y hablando de la esposa de Zeus...Creo que Hera es la peor. No voy a decir que no tenga motivos, pero es todo crueldad. Y hasta se le ha pegado un poquito de la locura de Eris.

¿Que tienen todos estos dioses en común? Que son condenadamente egoístas, pero es que no son sólo estos, parece ser que es una cualidad común en todos. Sólo saben mirar por sí mismos, y lo mismo da que por el camino se lleven a algún mortal, a algún dios, o ya de paso a algún hijo suyo.
No sé si recomendaros el libro o no, sinceramente. Y es que me ha encantado, pero se sufre muchísimo.


Comentarios