Ir al contenido principal

Americanah, Chimamanda Ngozi Adichie

Americanah

Obinze siempre ha soñado vivir en Estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue la visa para vivir con su tía en Brooklyn y estudiar en la universidad. Mientras Obinze lucha contra la burocracia para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel. Todas sus experiencias, desgracias y aventuras conducen a una única pregunta: ¿acabará convirtiéndose en una "americanah"?
Le tuve muchísimas ganas a este libro después de ver la reseña de María Antonieta. El vídeo lo subió a finales de 2016 y después de verlo el libro fue directo a mi lista de regalos de reyes, sólo pedí dos libros para reyes. ¿Veis la magnitud del asunto?
Esta novela empieza en la África de los 90, y no esperéis la típica imagen de tribu africana de los documentales. Porque sí, cada uno pertenece a una tribu, pero no de esa forma. Se trata de una sociedad desarrollada y más o menos moderna. Digo más o menos porque aún siendo moderna es algo precaria (cortes de luz, cortes de agua, huelgas constantes...). En ese contexto Obinze e Ifemelu se enamoran. 

Obinze es un enamorado de todo lo que tenga que ver con Estados Unidos, pero finalmente es Ifemelu quien consigue el visado y termina yéndose. Empezará viviendo con su tía, y cuando se vaya de casa de esta a la universidad, descubrirá que no todo es tan bonito como lo pintaba Obinze.

Una de las cosas de las que se habla mucho en este libro es la raza y el racismo. Queda todo cristalino cuando Ifemelu nos dice que ella no era negra en Nigeria, que se volvió negra al llegar a Estados Unidos. Y es que las diferencias entre blancos y negros están ahí, e insitir en no verlas es absurdo.

Otra de las cosas de las que se habla en este libro es el pelo afro, y es muy curioso. Te quedas algo impresionada cuando lees que a Ifemelu le dicen que si no se alisa el pelo para una entrevista no la cogerán. Y más impresionado todavía queda uno de los novios de Ifemelu cuando ve como le huele el pelo a Ifemelu tras alisarlo spoiler: a quemado). Y es que un pelo afro no se alisa así como así, y se usan unos productos muy fuertes. Es por eso que, tras ver lo que le hace a su pelo, Ifemelu decide dejarse el afro. Y ahí vienen los problemas. Porque claro, el estándar era que había que alisárselo, y ya sabemos lo que le gusta a la sociedad que te rebeles.

Además de todo esto Ifemelu se hace un blog tras llevar un tiempo en Estados Unidos, y claro, con el tema blog no me podría sentir más identificada. Los posts de Ifemelu son interesantes, tienen temas variopintos y reflexionan muchísimo sobre la sociedad. Y puedes estar o no de acuerdo con ello, pero hay que reconocer que es super interesante. Ifemelu lo cuenta todo de una forma provocativa, inteligente y muy desgarbada. Magnífico.

Y no puedo terminar esta reseña sin meterme un poquito con la editorial. Y es que hay cosas que no están bien traducidas, palabras en igbo sin traducir, siglas sin explicar... Y con el precio que tiene el libro no me parece muy normal, la verdad.

Comentarios