Ir al contenido principal

Magnus Chase. La espada del tiempo, Rick Riordan

Magnus Chase #1, Rick Riordan

Los dioses vikingos han despertado. Magnus tiene en sus manos el secreto que puede detener el fin del mundo. Pero ese mismo secreto también puede destruirle.Magnus Chase siempre ha sido un chico con problemas, ha vivido solo en las calles de Boston esquivando tanto a la policía como a los ladrones. Un día, una nueva sombra se suma a sus perseguidores: su misterioso y hasta entonces desconocido tío Randolph, que le revela un secreto imposible: Magnus es en realidad el hijo de un dios nórdico. Los mitos vikingos son reales. Los dioses de Asgard están preparándose para la Gran Guerra. Trolls, gigantes y criaturas horrendas se entrenan para el Ragnarok, el fin del mundo. Con la ayuda de Sam, una valquiria que lo odia en secreto, y del enano Blitzen y el elfo Hearthstone, ambos fugitivos, Magnus viajará por los nueve mundos en busca de la única arma que puede detener el Ragnarok: una espada legendaria perdida hace miles de años...Y en el camino tendrá que tomar la más difícil de las decisiones. Porque a veces, para salvarse, es necesario morir.


Me encanta la mitología, y por eso disfruté como una enana con la saga de los Kane, que estaba llenita de mitología egipcia. Después descubrí Percy Jackson, que está lleno de mitología grecolatina. Y ahora le toca el turno a Magnus Chase, que es ni más ni menos que mitología nórdica.

Nuestro protagonista, como ya he dicho, es Magnus Chase y lleva un tiempo viviendo en la calle. Como un auténtico indigente.

El día de su decimosexto cumpleaños empiezan a pasar cosas raras y, sin saber cómo, acaba luchando con gigante de fuego y...muriendo. Sí, sí, muriendo. Empezamos bien.
Magnus llega al Valhalla y allí se encuentra con Sam, la valquiria que ha decidido que es merecedor de estar en el Valhala.

En primer lugar, me ha gustado mucho como se nos presenta a Magnus, no es un adolescente cualquiera y no ha tenido una vida fácil. Es ni más ni menos que un indigente, sabe lo que es pasar hambre y ha tenido que aprender a buscarse la vida.

En segundo lugar, la valquiria Sam es musulmana y me ha gustado mucho como se trata el tema y como se integra el hiyab a lo largo del libro con la magia y la mitología.

En definitiva, Rick Riordan ha vuelto a conseguir fusionar la mitología con la vida moderna.

Comentarios