Ir al contenido principal

#ColectivoDetroit : Sigue al conejo blanco.

Conejo Blanco

Abrió los ojos, era una noche fría y luminosa. El brillo de la luna lo iluminaba todo haciéndolo brillar como si una especie de magia inundara el ambiente. Miró a su alrededor, no sabía como había llegado hasta allí.

El suelo de la montaña estaba cubierto por una hojarasca marrón y seca que crujió cuando ella intentó levantarse. Se incorporó con suavidad mientras prestaba atención a los ruidos de la noche. Escuchaba una lechuza en alguna parte, y grillos a lo lejos.

No tuvo miedo.Supo que allí no podía pasarle nada malo. Algo la protegía.

Se quedó sentada en la hojarasca, y observó la luna con calma. Estaba completamente llena y despedía una belleza que nadie podría igualar. La belleza que sólo la naturaleza tiene. 

De repente lo recordó, había estado cazando allí durante la tarde. Era la única forma de conseguir comida ahora que todo había acabado. En cuestión de meses una enfermedad había asolado casi toda la humanidad, sólo quedaban los inmunes. Recordaba vagamente haberse caído corriendo detrás de un ciervo, en un vano esfuerzo de descubrir donde se escondían los de su especie. Le dolía la cabeza.

Buscó al causante de su dolor y vió una gran roca en el suelo, casi oculta por la hojarasca. Se había dado un buen golpe, pero no sangraba. Esperó no tener nada grave, pues la opción de ir a un hospital estaba totalmente descartada. Además, no serviría de nada, estaban todos desiertos.

De repente vió un conejo blanco, brillando con el reflejo de la luna. Lo observó sin hacer ruido, poniéndose en modo de alerta y preparándose para seguirlo cuando este saliera corriendo. Porque saldría corriendo en cuanto se diera cuenta de su presencia. Contuvo la respiración sin darse cuenta, y entonces el animalillo salió corriendo.

Lo siguió corriendo, recordando al ciervo que se le había escapado horas antes. El conejo paraba de vez en cuando, como si la esperase. Casi parecía querer que lo siguieran.

De repente se metió entre unos árboles, y la luz de la luna desapareció. las copas de los árboles no la dejaban pasar. Aún así podía ver al conejo, al ser condenadamente blanco casi brillaba en la oscuridad.

Lo siguió durante algunos minutos más, sin saber siquiera porque lo hacía. El animalillo ya no corría, si no que se iba parando cada pocos pasos. Ella se atrevió a acercarse, muy lentamente. El animalillo la miró meneando la nariz.Ella le acercó la mano y dejó que la oliera, como se suele hacer con los perros. Se acercó un poco más y le acarició la cabeza, justo entre las orejas.

- No se te ocurra matarlo, es amigo mío.

Se quedó sin aire. Hacía mucho tiempo que no se encontraba con otro ser vivo. Se giró muy despacio y lo vió. Un chico. Más o menos de su edad.

*                                             *                                          *                                         *
La música es un elemento que puede resultar muy útil durante el proceso creativo. Muchas veces, para mejorar la concentración, he empleado música. En ocasiones me ha ayudado a alcanzar "el ambiente", o el ritmo, que un texto en particular requería. Sin embargo, nunca he hecho lo siguiente:

El ejercicio de esta semana consiste en escoger de 3 a 5 canciones sin pensarlo mucho. Elegir el orden de reproducción que más nos gusta, o atrevernos con el aleatorio. Coger papel y boli, o abrir el archivo de Word. Cuando le deis al PLAY, empieza vuestro proceso de escritura. Y acaba en cuanto se acaben las canciones que habéis escogido. ¿De qué vais a escribir, os va a dar tiempo a cerrar el texto, o quedará inacabado? Eso lo descubriréis una vez finalizado el ejercicio. El único requisito esta vez, como durante el ejercicio del trayecto: el tiempo de escritura se acaba cuando la música deje de sonar (y se entiende que escogemos pocas canciones para llevarnos al límite de nuevo. La realidad del ejercicio es esa: tendréis poco tiempo).

En mi caso han sido 21 minutos. Y las canciones las tenéis en esta lista: https://open.spotify.com/user/lilusagi/playlist/2ILZ62XjhZpOCEQ6kenTeN

Como siempre, os dejo aquí la entrada de Jen. Y la de Adri. Os recuerdo que podéis contactar en colectivodetroit@gmail.com 

Y ahora las instrucciones habituales. 
1. Leer el “enunciado” del ejercicio.
2.Interpretar el “enunciado” del ejercicio libremente.
3. Escribir lo que te sugiera. Pero con música de fondo.
4. Publícalo en tu espacio.
5. Cuéntanoslo para que podamos enlazarte tanto en los comentarios como por las redes sociales.
6. No olvides usar el hashtag #ColectivoDetroit, y disfrutar la participación al máximo.

Comentarios

  1. Ahora que he leído el texto con todas las canciones al mismo tiempo, entiendo la relación. Me encanta la referencia a Alicia en un mundo donde la vida humana es prácticamente inexistente.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario