Ir al contenido principal

Mi pelo fantasía

Sí, me he vuelto a cambiar el color del pelo. Y no, no voy a cambiar el nombre del blog.

Este blog se llama La chica del pelo rojo por muchas cosas, el pelo rojo marcó una etapa y fue uno de los muchos cambios que han marcado el último año de mi vida. Pero esto ya lo expliqué en su momento.

Pero vayamos al grano, vengo a hablar de mi pelo nuevo, que es precioso. Y también a romper mitos y hablar de cositas de teñirse de colores.



Empecemos por el principio, para teñirse de colores hay que decolorar primero. Una decoloración es algo bastante agresivo para tu pelo, y no se puede hacer cada dos por tres. Pero rompamos mitos, no se te va a a caer el pelo (como repite continuamente mi queridísima abuela). El pelo se recupera, lo tendrás que nutrir y cuidar, pero no tengas miedo a esa decoloración.
En segundo lugar, el pelo de colores destiñe, porque es un pigmento. Así que con cada lavado perderás color. Para evitar esto los champús en seco pueden ser un gran aliado. Y cuando tengas que lavar, mejor con agua fría.
En tercer y último lugar, el color en sí no es tinte, como ya he dicho es un pigmento. Lo bueno de esto es que lo puedes dejar tiempo de más en tu pelo cuando renueves el color. Es básicamente una mascarilla.

Así que, si de verdad queréis teñiros el pelo de un color fantasía, no tengáis miedo.



Comentarios

  1. ¡Hola!

    Siempre me han llamado mucho la atención los colores pastel y tengo el deseo no tan secreto de tintarme el pelo de azul. Pero la verdad es que no sabía que era un pigmento y que se iba con los lavados... y no me convence mucho. Al final me conformaré con mechas naranjas xD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario